Ellos son los mejores amigos del hombre por una razón, nos conocen mejor que ningún otro animal. Para muchos de nosotros, más que una mascota, nuestro perro es un amigo, y se vuelve un miembro más de la familia. Esta posición privilegiada de los perros no es una invención nuestra, sino que está respaldada por estudios científicos. Uno en particular dice que los perros actuan en base a nuestras emociones.

Por eso vamos a ver 9 formas en las que los perros se relacionan con nosotros, los humanos.

 

1/ Pueden contribuir a reducir la ansiedad.

A base de compañía y caricias, los perros tienen la capacidad para hacernos sentirnos mejor. Un estudio de la Universidad del Estado de Georgia afirma que los perros ayudan a reducir el estrés y la ansiedad de los estudiantes universitarios. Otro estudio, pero del Journal of Personality and Social Psychology, nos dice que el solo hecho de tener una mascota nos hace más felices.

 

2/ Se ponen celosos.

Al igual que nos pasa a las personas, los perros también sientes celos. Un estudio llevado a cabo por la Universidad de San Diego demostró que los perros daban señales de emoción cuando veian que sus dueños interactuaban con un perro de peluche. ¿Será que también aprenden lo malo de nosotros?

 

3/ Hay un vínculo natural que nos une.

Hay una respuesta natural de nuestro organismo al contacto con los canes. Cuando acariciamos a nuestro perro, liberamos oxitocina (también conocida como la hormona del amor). Esta hormona, además, puede provocar que los perros presten más atención a sus dueños.

 

4/ Nos ayudan a curarnos.

Actualmente hay terapias que utilizan a los perros para tratar a pacientes con estrés post-traumático, por ejemplo, en el caso de las víctimas del atentado de Boston.

 

5/ Algunos de ellos pueden saber cuando estamos enfermos.

Los perros no solo benefician nuestro estado emocional, también contribuyen al físico. Por ejemplo, hay perros que son entrenados para detectar alérgenos en la sala. También pueden olfatear ciertos tipos de cáncer en humanos. Por último, algunos perros están siendo entrenados para asistir a sus dueños en caso de un ataque epiléptico.

 

6/ Hasta sus gérmenes pueden ser de ayuda para nosotros.

Algunos estudios sugieren que el intercambio de bacterias benignas puede mantenernos más sanos. Y la mayor exposición a microbios refuerza nuestro sistema inmune.

 

7/ Nos consideran su familia.

Nosotros los consideramos un miembro más de la familia pero, ¿y ellos? Un estudio examinó su actividad cerebral y comprobó que no solo nos quieren, sino que también nos ven como parte de su manada y buscan más en nosotros que en su propia raza el cariño y la protección.

8/ Pueden leernos.

Los perros saben si estamos enojados, porque leen nuestras expresiones faciales (según Current Psicology). También perciben nuestros sentimientos y comportamiento.

 

9/ Ellos te quieren, no importa quien seas ni como seas.

A tu perro no le importa si tienes o no dinero, de que color tenés el pelo, como estás vestido, ni si no le prestaste atención en todo el día, siempre va a estar a tu lado.

Fuente: elmeme.me