Descubre cómo captar la máxima atención de tu audiencia con estos sencillos consejos

 

  • Mantener la atención de la audiencia en una presentación oral es todo un arte. Te enseñamos a conseguirlo.

  • Para ello deberás conocer al público, sentirte parte de él y ensayar bien la presentación.

  • Es muy recomendable empezar con una historia para atrapar al público desde el principio.

 

 

Realizar una exposición oral que capte la atención del público de principio a fin es todo un desafío, especialmente cuando se trata de temas complejos o tediosos. Si deseas que tu presentación sea un éxito, emplea estas recomendaciones la próxima vez que estés frente a una audiencia. 
 

1. Conoce bien a tu público

Antes de elaborar un discurso, analiza a quién está dirigido y aférrate a ello. Conoce sus intereses y motivaciones e inclúyelos, teniendo en cuenta el mensaje principal, así como los puntos que necesitas enfatizar. Recuerda que cuanto más se identifique el oyente con tu exposición, mayor será tu influencia.
 
 

2. Considérate una parte más en la audiencia

Cuando escribas el discurso que posteriormente será verbalizado, sitúate en el lugar del público y piensa qué conceptos pueden resultar aburridos o incomprensibles. Una vez que los distingas, intenta explicarlos de forma fácil y entretenida. Ten presente que si tú no entiendes el mensaje, menos lo hará el resto.
 
 

3. Ensaya

Una presentación impactante depende, fundamentalmente, del empeño que le pongas. Repetir tu discurso una y otra vez en voz alta es una buena manera de internalizarlo y reducir el riesgo de equivocación. Además, practicar te ayudará a lucir confiado ante el público.
 
 

4. Utiliza diapositivas

Muchas veces la exposición oral requiere explicar conceptos difíciles de digerir. Una presentación de diapositivas permite asimilar mejor la información, en tanto es un material de apoyo para el receptor, pero también para el emisor. Puedes resumir los datos medulares de tu discurso en un Power Point o Prezi, presentadores electrónicos que se descargan de forma gratuita y online.
 
 

5. Pon en práctica la regla de 10-20-30

Esta regla creada por Guy Kawasaki implica que si utilizas una presentación electrónica para dinamizar la exposición, no debe tener más de 10 diapositivas, 20 minutos de duración, ni menos de 30 puntos en el tamaño de letra empleado.
 
 

6. Comienza la exposición con una historia

Esta táctica funciona como un enganche al resto de la exposición. Deberá ser una historia entretenida con la cual todos los presentes puedan identificarse. Captar el interés desde un principio e introducir las ideas principales de forma amena te ayudará a controlar la presentación.
 
 

7. No pierdas el contacto visual

Mirar directamente a los ojos es la forma más efectiva de persuadir. Quienes te escuchan deben sentir que el discurso se pensó especialmente para ellos, contemplando sus necesidades e intereses, así que tómate el trabajo de hacer contacto visual con cada persona que asistió a la instancia.
 
 

8. Memoriza

Conocer el discurso a la perfección genera credibilidad. La vacilación juega en contra a la hora de persuadir, recuerda que todos los ojos estarán puestos en ti. Leer no solo distraerá a los oyentes, sino que transmitirá la sensación de que no entiendes tu propio mensaje.
 
 

9. Repite el mensaje central

Es importante que al finalizar tu exposición, el mensaje principal persista claro y fuerte en la mente de los oyentes. Las palabras verbalizadas desaparecen en su articulación, por lo tanto, para fijarlo necesitarás reiterarlo al menos tres vecesdurante la exposición.
 
 

10. Interactúa con tu público

Incluir a la audiencia es una buena estrategia para mantener su atención a lo largo de toda la instancia. Puedes emplear frases como “Es una buena pregunta”, “¿Tú qué opinas?”, “Excelente aporte”, así demostrarás que te interesan sus participaciones. Asimismo, tendrás unos segundos extra para organizar tu respuesta.