¿Sabías de la existencia de este síndrome?... El estrés prevacacional EXISTE o así nos lo confirman los expertos.
 
Estamos en pleno verano, y, por tanto, viene tiempo de descanso. Es por ello que algunas personas antes de terminar su jornada de trabajo y empezar sus vacaciones, pueden experimentar algo de estrés para dejar todo listo antes de irse.
 
¿Qué síntomas tiene una persona con estrés prevacacional?
 
- Necesidad de cerrar tareas pendientes
- Autoexigencia
- Agobio
- Preocupación
- Ansiedad
- Aumento del cansancio
- Falta de concentración
- Reducción del rendimiento
 
¿Cómo podemos combatir el estrés prevacacional?
Algunos pensarán que nada más empezar lasvacaciones ya se soluciona, pero como  bien dice el dicho, es mejor prevenir que curar.
La parte buena que tiene este síndrome es que desaparece en cuanto estás de vacaciones, pero no siempre podremos adelantar las vacaciones cuando queramos ¿no? Sigue estos consejos para hacerlo más llevadero.
 
1. Planifica las tareas pendientes
Aparentemente todas las tareas parecen urgentes, pero son nuestros clientes los que hacen que así sean, hay que saber qué es urgente, qué puede esperar y qué podemos delegar. Una buena idea es hacer una lista y ve tachando según vayas realizando tareas. Sin una planificación será muy fácil perderse y realizar tareas que no requieren tanto tiempo.
 
2. Díselo a tus clientes
Avisa tus clientes con un margen de tiempo de margen en el cual les digas que estarás de vacaciones, antes de irte intenta dejar las tareas más urgentes realizadas.
 
3. No te dejes llevar por la euforia
No corras, todo llegará y todo se puede aprovechar. Mantén la calma. Concéntrate para dejar todo organizado para cuando vuelvas de vacaciones y no te dejes llevar por la euforia.
 
4. Mantén la calma
Existe una frase muy acertada y es la siguiente; “vísteme despacio que tengo prisa”. Tómate unos minutos y respira. Que no te agobien las prisas.