¿Sabías que de media nuestro organismo necesita aproximadamente entre 28 y 30 gramos de azúcar diario? Pero, sin embargo, una gran cantidad de los alimentos que consumimos (entre ellos las frutas y las verduras) ya cuentan con azúcar, aparte de los alimentos procesados que solemos comprar, como los cereales y las galletas. Poniendo un ejemplo, si lo que necesitamos de azúcar diario son 5 o 6 cucharaditas, al consumir alimentos como el café (con azúcar), unas galletas, un vaso de leche, etc… podríamos estar ingiriendo al día lo equivalente a unas 30 cucharaditas de azúcar.

Es importante saber que el azúcar no es un nutriente fundamental. Se basa exclusivamente en energía pura para nuestro organismo, es cierto que es necesario, un consumo excesivo puede afectar a nuestro metabolismo y generar problemas de salud. ¿Qué podemos hacer para evitar el consumo excesivo de azúcar?

 

No añadas azúcar a nada

Debemos acostumbrarnos a no añadir azúcar a todo lo que consumimos, entre los que se encuentra el café, jugos, leche, etc… Ya que estos alimentos cuentan de manera natural con azúcar y no debemos añadirle más. Al principio se nos hará raro no notar el sabor del azúcar, pero con el tiempo nos acostumbraremos.

Echa un vistazo a los gramos de azúcar que tiene todo lo que compras

Esto es un hecho: la gran mayoría de los alimentos procesados contienen azúcar. Incluídos aquellos alimentos que no son golosinas o no se les nota el dulzor del azúcar. Por ello es importante revisar la cantidad de azúcar que contienen los alimentos que compramos, de esta forma nos será más fácil controlar la cantidad de azúcar que consumimos.

 

Consume dulces y postres sólo en ocasiones especiales

La gran mayoría de nosotros amamos los dulces y los postres. Pero por otro lado, consumirlos de forma habitual puede ser contraproducente, lo mejor que podemos hacer en consumirlos de vez en cuando y en cantidades reducidas.

 

Opta por el azúcar natural

Si tenemos antojo de azúcar lo mejor es consumir un alimento que contenga azúcar de manera natural, como por ejemplo una fruta, no sólo saciaremos nuestro antojo, sino que también nos proporcionará la cantidad de azúcar que necesitamos, además de vitaminas y nutrientes que otros alimentos como los dulces no nos aporta.

 

Consume poco azúcar, peor no lo apartes por completo de tu alimentación

Es importante saber que nuestro cuerpo necesita azúcar. Por ello, aunque lo recomendable es consumir la cantidad necesaria, no debemos apartarlo de completo en nuestra alimentación. Ya que nuestro cerebro necesita azúcar para poder funcionar con la energía necesaria.