Muchos son los alumnos que una vez terminan su fase formativa, deciden dar el paso de encontrar el trabajo que desea, y es aquí donde juega un papel importante el Currículum Vitae. ¿Cómo podemos preparar un buen Currículum Vitae?

El Currículum Vitae ha sido evolucionando con el paso del tiempo, al igual que el concepto del talento. Es por ello que en muchas ocasiones las empresas no se fijan en la experiencia laboral del candidato, sino de sus habilidades.

 

Cómo hacer un CV paso a paso

No tener experiencia laboral no significa que tu CV no contenga datos positivos a destacar, para ello se puede completar tu currículum siguiendo los siguientes consejos:

 

Obtén información de cómo es la empresa a la que quieres acceder.

Si realizas esta acción, podrás ver qué puedes ofrecer a la empresa y también destacar aquello que dicha empresa valora. Una vez vista la información de la empresa, muéstralo en tu CV, es importante que adaptes tu CV siempre que cambies de empresa.

 

Tómate tiempo para pensar en qué has hecho y puede resultarles relevante.

Hay datos que pueden no ser necesarios, por ejemplo que estás cursando una carrera en la universidad. Se da por hecho que has tenido que superar una etapa para llegar a dicha situación. Ten en cuenta además la extensión del CV, ya que cuanto más largo sea, será menos leído.

 

La experiencia en el extranjero es un punto positivo para las empresas.

Si has hecho algún Erasmus o has tenido una experiencia en el extranjero, anótalo en tu Currículum. Pues es una manera de demostrar tu capacidad de situación en diferentes situaciones.

 

Añade tu objetivo profesional

Este es un punto importante ya que vas a pasar de estudiante a trabajador profesional. Explica de manera no muy extensa dónde estás, como has llegado hasta aquí y a dónde quieres llegar dentro de la empresa.

 

Organiza tu CV por apartados.

Una buena estructura para tu CV podría ser la siguiente:

Datos de contacto: Pon tus datos personales, además de tu teléfono móvil y correo electrónico.

Objetivos e intereses: Ya que es un dato importante, deberás ponerla en los primeros apartados de tu CV, así se leerá de forma rápida.

Educación: Aquí debes añadir tus titulaciones, fechas de inicio y fin, etc… además de posibles reconocimientos o méritos que hayas recibido.

Formación complementaria: Aquí puedes añadir diferentes cursos que hayas podido realizar, así como talleres o seminarios. Indica la oficialidad de dichos títulos y ponlos los primeros.

Idiomas: Esta parte la suelen valorar mucho las empresas, es importante que seas fiel a la realidad, ya que si te hacen alguna prueba y no demuestras el nivel, puede dejarte en mal lugar.

Habilidades y competencias: Aquí puedes indicar algunos aspectos útiles que domines, como por ejemplo programas concretos, tus habilidades personales, etc…

Otros datos de interés: En este último apartado puedes añadir aquellos datos que puedan tener relevancia, si tienes carné de conducir, tu disponibilidad, etc…

Y con esto ya puedes empezar a estructurar un buen CV, existen varias plantillas en internet que puedes coger para organizar tu Currículum, no elijas plantillas que sean muy complejas (exceso de colores, estructuras de texto sin organizar, etc…).

 

¿A qué esperas para crear tu CV? ;)