La Clínica Mayo de Estados Unidos ha dado respuesta a esta duda. Ha monitorizado el sueño de dueños de perros durmiendo con ellos.
Ha monitorizado el sueño de dueños de perros durmiendo con ellos.
_________________________________________________________________________________
 
Raro es el que tiene perro y no ha dormido en su cama (o en la misma habitación) con él más de una vez. Ahora bien, ¿es desaconsejable desde el punto de vista de la salud? La Clínica Mayo de Estados Unidos ha intentado dar respuesta a esta cuestión a través de un experimento. A través de la monitorización del sueño de 40 voluntarios (con una media de edad de 44 años) que dormían con sus perros (mayores de seis meses y de diferentes tamaños), también monitorizados a través de un sensor en sus collares, se confirmó que dormir junto a tu mascota en la cama o en la misma habitación no acaba provocando trastornos que afecten al descanso de forma grave. La investigación, de la que se hacen eco en Science Alert, concluyó que las personas monitorizadas estuvieron una media de 7.9 horas en la cama, de las cuales 6.7 horas fueron durmiendo, lo que supone una media de eficiencia del sueño del 81% (el porcentaje satisfactorio se sitúa en el 80%).
 
 
La diferencia radicó en si el perro dormía o no en la cama. Si lo hacía en la cama, la eficiencia se situaba en el 80% mientras que subía en el 83% si el can dormía fuera de la cama. "La presencia de un perro en el dormitorio no afecta al descanso de los humanos, tal como se preveía antes del experimento", concluía la Clínica Mayo.
 

¿Es saludable o no?

Dormir con un perro realmente no es malo, principalmente si se encuentra totalmente sano, limpio y libre de parásitos. No obstante, el perro pasea por la calle de forma diaria al menos dos veces al día. Esta rutina propicia suciedad y que el animal pueda coger alguna enfermedad. Aún así, aquí van algunos consejos para evitarlo:
Visita al veterinario cada 6 meses para descartar enfermedades. Eso supone tener al día su calendario de vacunación. Por otro lado, desparasita a tu perro (interna y externamente) de forma regular.
Baña a tu perro cada mes o cada mes y medio y cepilla a tu perro para eliminar el pelo muerto y prevenir los parásitos. Como último te recomendamos limpiar sus patas después de cada paseo.

 

¿Qué debemos considerar?

Si decides dormir con tu perro será importante que prestes atención a estos detalles ya sea por tu seguridad, por la suya o por higiene:
- Si tienes un cachorro deberás tener mucho cuidado de no aplastarle mientras duermes.
- También será importante considerar una posible caída de la cama.
- Precaución con los cachorros que aún se orinan en casa.
- Cuida de no dejar a subir a tu perro en la cama si justo acabáis de volver del paseo, límpia sus patas para evitar que la suciedad de la calle acabe en tus sábanas.
- Cepilla a tu perro para que no deje pelo muerto en la cama.
- Revisa a tu perro regularmente para cerciorarte de que no tiene parásitos.
- Probablemente uno de los dos despertará al otro cada día.