Leer una nómina puede convertirse en un auténtico jeroglífico. La cantidad de conceptos que aparecen en este documento hacen que su comprensión sea una tarea de lo más complicada. Y no debería ser así, pues es uno de los papeles más importantes de cara a planificar nuestro futuro.
 
Sin embargo, la nómina es un documento más comprensible de lo que parece. Te mostramos sus aspectos más importantes para que puedas entenderlo de una forma mucho más sencilla.
(Fuente: iasesoria.com)
____________________________________________________________________________________________________________________________
 

Devengos salariales

 

Los devengos salariales son todos los conceptos que dan derecho a percibir una cantidad de dinero por parte de nuestra empresa. Entre ellos, los más importantes son el salario base, los complementos salariales, las horas extraordinarias o el salario en especie, entre muchos otros.
 
En los devengos salariales no figurarán otros conceptos como las indemnizaciones por despido o los anticipos que se abonan en la cuenta corriente del trabajador (los conocidos como suplidos), como los gastos por desplazamiento, por comidas, etc.

 

 

Retenciones a cuenta

 

Las retenciones a cuenta son anticipos que la Agencia Tributaria realiza sobre la nómina del contribuyente para que éste no tenga que pagar todo de golpe en la declaración de la renta. Figuran en la nómina con signo negativo, y se calcula teniendo en cuenta la base del IRPF, que suma todos los devengos salariales mensuales excluyendo el salario en especie multiplicado por el tipo de retención correspondiente.
 
Para determinar el tipo de retención, la Agencia Tributaria dispone de una herramienta que realiza el cálculo en función de las circunstancias particulares de cada contribuyente. Así, por ejemplo, si un trabajador tiene un salario base de 1.000 euros al mes y tickets restaurante por valor de 200 euros mensuales, su base del IRPF será de 1.000 euros y su tipo del 8,60, teniendo que pagar 86 euros mensuales en concepto de IRPF.
 

Cotizaciones sociales

 

 

Las cotizaciones sociales son el segundo de los conceptos que aparecen en la nómina también con signo negativo. Hasta hace pocos años, tan solo aparecían las cotizaciones por diferentes conceptos a cargo del empleado, pero la necesidad de conocer el coste laboral del trabajador ha hecho que también figuren las cotizaciones sociales a cargo de la empresa.
 
Los conceptos y tipos de cotización que figuran en la nómina a cargo del trabajador son los siguientes:
 

Desempleo: el 1,55% de la base de cotización.

Cotingencias comunes: el 4,70% de la base de cotización.

Formación profesional: el 0,10% de la base de cotización.

Cotización adicional horas extraordinarias: el 2% de la base de cotización.

Resto de horas extraordinarias: el 4,70% de la base de cotización.

 
A diferencia de la base del IRPF, la base de cotización se calcula teniendo en cuenta todos los devengos salariales y el prorrateo de las pagas extra. En el caso anterior, e imaginando que el trabajador percibe dos pagas extras de 1.000 euros cada una, la base de cotización sería de 1.366,67, y pagará, en total, 86,78 euros (21,18 por desempleo, 64,23 por contingencias comunes y 1,367 por formación profesional).
 
Para este caso, en total, el trabajador percibirá un sueldo líquido mensual de 827,22 euros y una paga extra de 914, pues no se tienen en cuenta las cotizaciones (ya se han tenido en cuenta cada mes).