Son muchas las fobias raras que padecen algunas personas. Una fobia es un trastorno de ansiedad caracterizado por un miedo irracional a un estímulo (una situación, un objeto, un lugar, un insecto, etc.). 
 
La persona que sufre una fobia hace todo lo posible por evitar ese estimulo que le provoca malestar, y esta conducta evitativa puede llegar a interferir en el funcionamiento normal de su vida diaria. Desde el miedo a los payasos hasta el miedo al número 13, existen muchas fobias extrañas e inexplicables.
Fuente: psicologiaymente.net
________________________________________________________________________________________________
 

Hexakosioihexekontahexafobia: miedo al número 666

Los que padecen hexakosioihexekontahexafobia sienten un miedo irracional hacia el número 666 y evitan las cosas relacionadas con este número, tales como un edificio en el cual el número se exhiba claramente, una matrícula de un vehículo o un transporte público con esa numeración. El origen de esta fobia está ligado a Satanás o al Anticristo, por tanto es más frecuente que la padezcan personas que se han criado en familias cristianas.

 

Xantofobia: miedo al color amarillo

Dentro de las fobias más raras, la xantofobia es miedo irracional al color amarillo. Cualquier cosa que contenga amarillo produce gran ansiedad a las personas que sufren este tipo de fobia. El sol, la pintura amarilla o inclusive la palabra 'amarillo', generan síntomas de ansiedad en el xantofóbico.
 

Turofobia: miedo al queso

Las personas que sufren turofobia no pueden ver ni oler un simple trozo de queso. Ya sea de mozarella, cheddar o roquefort, el queso les produce una sensación de malestar intenso. Esto es debido a una experiencia traumática sufrida con anterioridad, usualmente en la infancia. Sin duda, es una de las fobias más raras que se conocen.
 

Crematofobia o Crometofobia: miedo al dinero

Esta es una de las fobias raras que más llama la atención. La crematofobia o crometofobia es el miedo irracional al dinero. Para estas personas se hace muy complicado ir a supermercado o comprar un billete de autobús. Algunos crematofóbicos tienen miedo al poder corruptor del dinero y otros pueden haber sufrido un trauma causado por el dinero. No hay que confundir el miedo que sienten algunas personas por tocar billetes o monedas que han tocado otras personas, ya que en este caso seria temor a los gérmenes (misofobia o germifobia).

 

Somnifobia: miedo a dormir

Esta fobia provoca un miedo irracional y excesivo ante el acto de dormir. Las personas que la sufren sienten pánico por pensar que mientras estarán durmiendo algo terrible les va a pasar, como por ejemplo, que dejarán de respirar y morirán. La causa puede ser también el miedo a tener pesadillas debido a haberlas sufrido de manera repetida con anterioridad. Obviamente, esta fobia está ligada con el insomnio.

 

Ombrofobia: miedo a la lluvia

Como la mayoría de fobias más raras que hemos descrito, esta fobia es muy poco conocida. Las personas que sufren ombrofobia sienten un miedo incontrolable a mojarse con el agua de lluvia. Estas personas se pueden volver extremadamente obsesivas con tal de no mojarse, lo que les lleva a idolatrar los objetos que se usan para protegerse del agua como paraguas, impermeables o toldos.

 

Pogonofobia: miedo a las barbas

Esta fobia se descubrió en 1851, y hace referencia al miedo irracional que muchas personas sienten hacia las barbas, especialmente hacia las más largas y pobladas. Pese a que las barbas no suponen peligro para la salud de las personas, los pogonofóbicos sienten miedo y nauseas cuando ven a alguien con vello facial.