¿Estás en tu casa? ¿en el trabajo? ¿Tienes una ventana cerca? Levántate y ve a mirar si por la calle ya andan los zombis devorando carne humana. ¿Te parece un chiste? Pues tienes que saber que existe mucha gente en este mundo que cree que el apocalipsis zombie tarde o temprano llegará. Ahora estarás pensando que la gente está como una chota, sin embargo tenemos que desmentirte de nuevo esa idea: científicos de Harvard consideran posible que llegue el día de los muertos vivientes. Es más, existen numerosos casos documentados en el reino animal que demuestran que lo de los zombis no es una simple locura.

Fuente: codigonuevo.com

____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

Lo llaman ‘Síndrome de la deficiencia de la saciedad atáxica neurodegenerativa’. ¿Cómo? Pues eso, el científico de Harvard Steven C. Schlozman, profesor en psiquiatría de la Escuela de Medicina de Harvard investiga sobre la posibilidad de que los humanos nos convirtamos en zombis. Según él, para que esto se produjese, sería necesario que el lóbulo frontal del cerebro dejara de funcionar.

 
Esa parte de tu coco, entre otras, es la que rige funciones como el apetito. Todo el cerebro sería controlado por la amígdala y la corteza cingulada anterior, allí donde nacen la ira o la agresividad. En resumidas cuentas, que seguiríamos andando pero nos comportaríamos como seres sacados de una serie de zombis.
 
 
Y los adictos a esta posibilidad sueltan perlas como estas. “Los gobiernos están encubriendo el apocalipsis zombi que pronto llegará para que no cunda el pánico.” “Los más, ricos, el Club Bilderberg, pretenden crear un virus que nos convierta en muertos vivientes que se comen los unos a los otros para reducir la población humana.” “Las grandes farmacéuticas que juegan a ser dioses, un día la liarán en sus laboratorios y crearan el virus que destruirá nuestra raza.” Estas frases que suenan a pura locura, son frecuentes en los foros que hablan sobre la posibilidad de que un día se produzca un holocausto zombi.
 

Según Harvard, tarde o temprano habrá un apocalipsis zombie

 
En muchos casos, los que lo afirman parecen encantados de que eso pueda suceder, pese a que dicen estar acojonados ante dicha posibilidad. Algo así como ganas de vivir el apocalipsis de los muertos solo para demostrar al mundo que tenían razón. Personas que aplaudieron y lloraron de emoción y terror cuando las primeras noticias del ébola llegaron a la prensa, pues pensaron que este virus era el que habían esperado durante tanto tiempo (desde que empezaron a ver The Walking Dead).
 
Schlozman asegura, además, que para que esto llegara a suceder debería haber una infección viral altamente contagiosa, como una gripe pero a lo bestia. Un científico loco metido a profesor dirán algunos. De todos modos, no es el único. El profesor de Bioingeniería de la Universidad de Washington Michael Dickinson, en otra línea, dice que igual que les sucede a pequeños animales, el cuerpo humano también podría ser susceptible al ataque del Toxoplasma gondii un parásito que controla el cerebro.

 

Casos reales de animales zombi

 
Muchos animales, sobre todo insectos, son invadidos por parásitos que les modifican el comportamiento llevándoles a actuar en contra de su naturaleza. El caso más famosos es el de la hormiga carpintera, que es controlada por el parásito Ophiocordyceps hasta que, al cabo de tres semanas, acaba por matarla. El parásito hace que la hormiga ande de forma tambaleante y caiga del árbol en el que habita.
 
En el caso del que habla el doctor Dickinson, las cosas van mucho más allá. El Toxoplasma gondii – causante de la toxoplasmosis- controla los neurotransmisores y convierte a los seres humanos infectados en individuos violentos y llenos de ira. Lo más increíble es que, según otros grupos de científicos como los investigadores de la Universidad de Uppsala, consideran que el 40% de la población estaría ya bajo los efectos de este parásito. Las personas infectadas cometen asesinatos, tienen más posibilidades de tener un accidente de coche y podrían llegar a comer carne humana.
 
Una información muy golosa para los que creen en las conspiraciones: las clases dirigentes habrían infectado ya con este parásito al 40% de la población para que se mate con el 60% restante.