1- Incrementa tus posibilidades de conseguir un empleo.

Aunque pueda parecer poco importante si en tu currículum figura que has hecho un curso de ofimática tus posibles jefes lo tendrán en cuenta. Un candidato/a que invierte su tiempo en mejorar su formación en recursos prácticos siempre es bueno dentro en una empresa.

 

2- Aprender ofimática te hace más eficiente.

Si sabes manejar bien las herramientas ofimáticas más habituales te hará más competitivo/a y podrás agilizar tu tiempo.

 

3- No existe mejor manera de almacenar y presentar datos.

Presentar datos en necesario en muchos campos: educación y docencia, informes del trabajo, bases de datos en asociaciones…con la ofimática vas a encontrar una solución a casi cualquier necesidad.

 

4- Organiza también tu información personal.

A nivel personal también es útil aprender ofimática: Gracias a la ofimática, puedes estructurar el gasto mensual de tu familia con Excel, e incluso hacer una colección de recetas y tenerlas ahí cuando las necesites.

 

5- Automatiza las tareas que sean repetitivas.

¿A que es un rollo tener que invertir tiempo en hacer tareas repetitivas? Hoy en día si aprendes ofimática puedes automatizar tareas sólo con unos pocos clics.

 

6- Comparte información con otras personas y trabajar en equipo.

En la era que vivimos compartir es clave y en el trabajo conocer las herramientas que te ayudan a trabajar en equipo es fundamental.

 

7- Si quieres prepararte las oposiciones para el campo administrativo debes aprender ofimática.

En este tipo de oposiciones suele haber un apartado que es psicotécnico y el otro es de ofimática.

 

8- Sistema operativo y correo electrónico

Optimizarás su uso de manera muy notoria ya que en los cursos de ofimática también se aprenden trucos para utilizarlos de forma más eficiente.

 

¿Te gustaría formarte en esta área?

Accede a nuestros cursos de Ofimática haciendo click aquí