Los colores tienen un gran poder sobre nosotros. De hecho pueden cambiar nuestro estado de ánimo, aceptar ante una idea, transmitir sensaciones… Es por ello que es tan importante conocer qué transmite cada uno para poder usarlo.
 
El rojo representa, pasión, fuerza, energía. Por otro lado puede representar agresividad, rebeldía o peligro, ya que es el mismo color de la sangre.
 
 
El naranja es el color que nos trasmite sociabilidad, vitalidad, creatividad, energía… ¡Este color nos pone las pilas!
 
 
El verde es el color de la naturaleza. Es por ello que, cuando vemos una marca verde, lo asociamos con el medio ambiente. Es un color que asociamos  a la esperanza, a lo natural y, por ello, nos transmite paz. (Es el color de la suerte y el dinero).
 
 
El amarillo nos transmite optimismo, la energía, la luz, el sol… Aunque por otro lado también la prudencia.
 
 
El rosa, a pesar de que se asocia a lo femenino, es un color complicado de usar para llegar a este público, ya que muchas mujeres optan por el azul. Aún con esto, es un color que transmite paz, amor, delicadeza y romance.
 
 
El violeta es un color místico y a la vez misterioso, asociado a la sabiduría, y que transmite una imagen de elegancia y a la vez de exclusividad.
 
 
El azul transmite  confianza, libertad y responsabilidad. Es importante mencionar que el azul es el color favorito de muchas personas.
 
 
El marrón está asociado con la simpleza, útil, confortable y rústico. También se puede relacionar a lo pobreza, pero esto depende de cómo se use el color.
 
 
El gris nos transmite neutralidad, profesionalidad y frialdad. Este color se asocia a lo fiable, autoritario y práctico.
 
 
El negro nos evoca elegancia, misterio, lo tradicional, sobrio y valentía. 
 
 
El color blanco trasmite pureza, simplicidad y limpieza.
 
¿Y tú, de qué color te sientes hoy? ;)