Todo el mundo está buscando esa nueva dieta que va a ayudarle a perder más peso, y seamos sinceros, poner la menor cantidad de esfuerzo en la dieta para alcanzar dichos objetivos de pérdida de peso. Pero con tantas dietas diferentes para elegir, ¿cómo vamos a saber si estamos escogiendo la correcta? Bueno, la mejor manera de hacerlo es investigar los diferentes tipos de dietas, y ver si puede encontrar una dieta que realmente parece que va a trabajar para usted. En muchos casos, el plan de la dieta volumétrica se está convirtiendo en la dieta de elección para una serie de razones. Lo que este artículo va a hacer es dar una visión general básica de que la dieta, y hacerle saber acerca de algunos de los pros y los contras dietas.

Fuente: comabien.es

_________________________________________________________________________________________________________

 

 

Los fundamentos de la dieta volumétrica

 
 
El nombre de volumétrica viene dado haciendo referencia al volumen de los alimentos, es decir, a su tamaño. Lo que se trata es de buscar alimentos que abulten mucho, pero que tengan poco poder calórico, o que sacien antes que otros alimentos que engordan más. Esto, explicado de esta forma tan simple, es lo que se conoce cómo Densidad Energética de los alimentos. Con ella se pretende que la gente disminuya la ingesta de calorías. Esta dieta funciona haciendo que la gente coma más de ciertos alimentos, en concreto, los alimentos que ayudan a llenarse el estómago, y que dan la sensación de saciedad. Con esta dietase afirma, incluso que algunas personas pueden ser capaces de comer más alimentos que en la actualidad y aun así perder peso.
 
Esta dieta no dice de no comer ciertos alimentos. Pero lo que si hace es animar a comer alimentos que tienen una "baja densidad energética". Esto puede sonar confuso, pero los alimentos con mucha grasa tienen una alta densidad de energía, tales como galletas, papas fritas, el aceite, y cosas de esa naturaleza, se ingresa una gran cantidad de calorías en una pequeña cantidad de alimento. Los alimentos con baja densidad energética, son las cosas hechas con mucha agua, como sopas, caldos, verduras, frutas, y así sucesivamente, con ellos se ingresa una baja cantidad de calorías. Así, comer alimentos de baja densidad energética permitirá comer más y ganar menos peso.
Casi todas las dietas nos cuentan que para adelgazar hay que comer menos. La dieta volumétrica mantiene la teoría de que sin pasar hambre se puede adelgazar del mismo modo. Según ésta dieta, existen alimentos con mayor poder saciante que otros. Esto significa que después de ingerirlos, nos sentimos más llenos que si comiéramos otra cosa.
Aunque cueste de creer, siguiendo ésta dieta se puede comer la cantidad que se quiera (de según qué alimentos) sin ninguna restricción. Además se podrá comer de todo teniendo en cuenta únicamente que de algunos alimentos hay que reducir el consumo.
 

¿Qué alimentos quitan el hambre y tienen pocas calorías?

 

 
Sobretodo sacian antes los alimentos que estén compuestos de gran cantidad de agua, cómo la mayoría de vegetales. También suelen tener un alto poder saciante los que son ricos en proteínas. Un reciente estudio ha demostrado que el champiñón es un alimento que sacia rápidamente pero que, en cambio, al estar compuesto por gran cantidad de agua, engorda poco. Éste sería uno de los alimentos que nos interesa utilizar para llenarnos antes de comer otras cosas de “peor calidad”. Hablamos de peor calidad para lo que nos interesa para ésta dieta en concreto, no en general.
 
Podemos ordenar los alimentos en 4 grupos según la cantidad de calorías que contiene cada porción del mismo:
(La categoría 1 serían los alimentos que más nos interesa comer en gran cantidad y la 4 los que menos).
Categoría 1 (Alimentos de baja densidad energética)
Lácteos bajos en grasas, verduras cómo la lechuga o el apio, carnes magras, pollo sin piel, pescado, atún (en agua), pavo y algunas frutas.
Categoría 2 (Alimentos de media densidad energética)
Algunos carbohidratos cómo el arroz, la pasta o la patata (hervida), y algunas legumbres.
Categoría 3 (Alimentos densos)
Carnes con cantidad considerable de grasas, atún en aceite y quesos.
Categoría 4 (Alimentos muy densos)
Embutidos, dulces, patatas fritas, frutos secos.
 
Ninguno de estos alimentos está prohibido, aunque los de las categorías 3 y 4 debemos tomarlos con más moderación.
Un buen ejemplo de uso de ésta dieta sería: un día que te apetezca una pizza, antes de hacerlo, come una ensalada grande, ésta te saciará y acabarás comiendo menos pizza.
Si has probado ésta dieta y te ha funcionado, deja tu comentario. En caso de que todavía tengas alguna duda, por ejemplo, sobre en qué grupo debería estar un alimento en concreto, solo debes preguntarlo.
 

Ventajas de la dieta volumétrica

 
La dieta volumétrica puede ser popular si a una persona le gusta o es capaz de planificar sus propias comidas porque no hay planes de comidas preestablecidas. El mayor beneficio de la dieta volumétrica es bastante obvio, la capacidad de comer un montón de comida, y no tener que contar las calorías. Esta dieta permite  que se pueda comer la cantidad que se necesita para que sentirse lleno, siempre y cuando se consuman alimentos de baja densidad energética. A menudo, las personas que plantean más problemas en las dietas son las que comen un montón de comida un día después de recortar la cantidad de alimentos que se comían los 4-5 días previos.
Comer alimentos todo el alimento que se quiera también debe eliminar la sensación de hambre, depresión y cansancio que tienen de las dietas que obligan a grandes cambios en la forma y modo de comer. La gente no se queda con las dietas a menudo a causa de estos sentimientos, y la dieta volumétrica ayudará a eliminar estos problemas.
 
Esta dieta también tiene la ventaja  de que está bien vista por muchos expertos, los cuales han dado su sello de aprobación a esta dieta particular. Esto no es algo que alguien hizo en el Internet.
 

Las desventajas de la dieta volumétrica

 
La dieta volumétrica puede no ser popular entre la gente que no les gusta contar las calorías. Aunque hay una gran libertad con lo que una persona puede comer en la dieta volumétrica, sigue siendo un problema para algunos el tener buscar el contenido calórico y la densidad energética de los alimentos para asegurarse de que son de baja densidad energética. Las personas que buscan perder peso rápidamente no le gusta la dieta volumétrica, ya que se orienta principalmente hacia una pérdida de peso más gradual.
 
Uno de los mayores inconvenientes de esta dieta es la idea de que se va a perder mucho peso rápidamente. Esta dieta puede cambiar los hábitos alimenticios, pero si no se fijan metas realistas y no se aumenta el ejercicio, se puede sentir insatisfecho con la tasa de éxito. Sin embargo, si nos atenemos a la dieta, y la expectativa de perder 0'5 a 1 kilo a la semana, se puede estar muy contento con esta dieta.
 
A la mayoría de los expertos les gusta la dieta, pero algunos no creen que funcione para todas las personas. Las personas que ya tienen una tendencia a comer en exceso, o comer porque están nerviosos, aburridos, o simplemente para ver la televisión, podrían tener problemas con el concepto de dejar de comer cuando están llenos. A menudo, cuando se convierte en un hábito de comer de esa manera, hasta que se aprenda a controlar el comer, los planes de dieta no van a funcionar, y este no es muy diferente. Cuando se está comiendo esta alta cantidad de agua y baja densidad de elementos energéticos, puede ser difícil mantenerse durante períodos prolongados de tiempo.
Algunas personas también van a tener problemas para comer frutas, verduras, sopas y productos de alto contenido de agua. Aunque esta dieta no prohíbe comer otras cosas, a menudo puede ser difícil de parar de hacerlo con moderación. Al igual que todas las dietas, un sentido de control y de trabajo en los hábitos alimenticios es necesario para ver los resultados completos.